Internet Explorer nos odia a todos!

No lo dudes un minuto,  IE no te quiere.
Pero si tu trabajo incluye escribir código HTML, entonces te odia!

¿Podemos hacer un juego de las diferencias? Ahi van dos imágenes del mismo código HTML + CSS visto por dos browsers distintos: el primero es Firefox (y también Chrome y también Safari).

ffox

Firefox: amable

El segundo es nuestro imponderable acompañante de tantos años: el Internet Explorer.

IE: no seas malo!

Internet Explorer haciendo de las suyas

Como dicen las revistitas de mi hija: ¿Puedes encontrar las 7 diferencias? Yo no. Estuve un largo rato buscando qué parte del código era la que ocasionaba el berrinche de IE. El código no es complejo: HTML, CSS y un poco de JQuery. Nada que no estemos usando todos los días. Revisé la compatibilidad W3C: todo bien, excepto algunos “warnings” por el atributo ALT de las imágenes. Nada grave, nada inhabilitante, nada destructivo.

¿Entonces qué?

“Debugging artesanal”: ir apagando las partes “sospechosas” del sitio para ver si eran las culpables de la situación. Eliminar JQuery. Probar sin nada de Javascript (ya tenía antecedentes de la mala relación entre IE y JS). Nada, todo seguía igual.

¿Y ahora?

Ya estaba llegando a esa situación en que seguimos mirando el código sin ver nada, cuando todo parece igual y nada parece ayudarnos (y empezamos a escuchar el tic tac del reloj). Cuando de repente me llama la atención esto:

El código en DW

El código que enojó a IE.

Ah, perdón, ¿no se vé nada? Es cierto, ahi vá un zoom:

DW Zoom

Un poco mas cerca.

¿Y? ¿Algo raro por aquí? [Todos los niños a coro:] SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII.
Efectivamente: el puntito. El insignificante, pequeño, sencillo, origen de toda línea y fin de toda sentencia: el punto. Claro, en este código aparece en un lugar ilegal, incoveniente, problemático: es el primer carácter de mi código, aún antes del DOCTYPE.

Ignoro cómo llegó allí, lo que puedo asegurar es que me causó un lindo dolor de cabeza. Mea culpa: solamente yo puedo haber puesto ese punto allí.

[Pequeño paréntesis dramático] Si su señoría, lo admito: yo tengo que haber escrito el punto malvado en el lugar 1 de la línea 1. Inapelable. Sentenciado a codificar para IE de por vida. Nooooooo, piedad! [Fin drama]

Ya sabemos qué ocasionó el desperfecto, ahora una reflexión duda final: ¿porqué justamente IE, que aún en sus últimas versiones (mas “standard friendly”) no cumple 100% con los standards, en estas cuestiones se pone tan estricto? ¿Cómo los otros navegadores pasaron por alto el puntito invasor y no hicieron mas que aumentar el margin-top en el espacio equivalente al tamaño del punto?

Se me ocurre que la duda persistirá, junto a otras infinitamente mas importantes, pero de ahora en mas los invito a estar atentos a los caracteres invasores!

Anuncios

Acerca de Martin Graglia

Arquitecto y diseñador web en Posadas, Misiones, Argentina
Esta entrada fue publicada en BeBop diseño, CSS, Diseño Web, HTML, JQuery y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s